Vende tus imágenes y publica tus fotos

En pocas palabras os vamos a dar consejos para publicar vuestras fotos tomadas con mucho cariño y poder conseguir unos ingresos, todo ello a través de las plataformas de afiliación de las empresas como ShutterStock.

Si aún no te has suscrito lo primero que tienes que hacer es darte de alta en alguna de estas plataformas, la mejor de las agencias mundial creemos que es Shutterstock pero existen otras que tampoco están nada mal como es la de Deamstime. Con unas cuantas que sean las agencias en las que te inscribas serán suficientes para comenzar a obtener una remuneración extra.

No firmes contratos de exclusividad con ninguno de los bancos de imágenes

Si la agencia te pide una muestra de tus imágenes en el período de prueba, no te apresures. Reúne una buena cantidad de ellas y luego después de evaluar todos los aspectos de cada una a conciencia, escoge las mejores para garantizar que te aprueben.

Contribuye con imágenes de calidad a estas comunidades

Vende tus imagenes

Vende tus imágenes

Ten en mente que las imágenes ante todo deben ser útiles. Si al ver una imagen no se te puede ocurrir para qué la podría emplear un comprador, probablemente no se venda.

Crea imágenes, ilustraciones,  vídeos que puedan ser editados y “terminados” por el cliente. Es decir, en aquellas contribuciones que lo necesiten, deja espacios sin textura para que el adquiriente pueda colocar su propio texto en ellos; y por otro lado, si creas un gráfico vectorial, asegúrate de no dejar con bloqueada o “con candado” ninguna de las capas.

Coloca a cada una de tus imágenes varias palabras clave para que los suscriptores las puedan encontrar con facilidad. Evita usar términos muy técnicos, salvo nombres científicos cuando sean importantes, y recuerda poner sinónimos de uso común que describan la imagen, ilustración o vídeo. Mientras más palabras clave, más oportunidades de venta, pero no coloques términos que no se relacionen a la imagen para tratar de engañar a los compradores, esto puede ser motivo de sanción por parte de las agencias.

Algunos sitios ofrecen métodos para subir las contribuciones de manera masiva, úsalos. Todo lo que te ahorre tiempo es beneficioso.

Si puedes incluir el título, la descripción y las palabras clave directamente en la información de “metadatos” de la imagen, hazlo. Esto te evitará tener que hacerlo cada vez que subas tus imágenes, ilustraciones o vídeos a las diversas agencias con las que trabajes. Esto es posible con software de administración de imágenes.

Este es un juego de volumen, crea tantas imágenes y vídeos como te sea posible, pero nunca contribuyas archivos de una calidad baja, si haces esto con mucha frecuencia pueden darte una advertencia e incluso cancelar tu cuenta.

Todas las agencias tienen una sección editorial, donde se publican artículos de interés; así como un foro, donde los demás miembros se hacen interrogantes los unos a los otros y tratan de mejorar colectivamente. Emplea estas dos herramientas para auto educarte y que tu trabajo sea cada vez más comercial, y ameno.

Mira alrededor de ti. En tu hogar hay cientos de objetos aparentemente ordinarios que pueden ser fotografiados o dibujados de una manera original, y que pueden venderse bien.

shutterstock

shutterstock

Lleva tu cámara fotográfica o de vídeo a todas partes, nunca sabes cuándo se va a presentar la oportunidad de realizar una captura con un gran potencial.

En muchos bancos de imágenes hay listas de las imágenes, ilustraciones o vídeos más vendidas y mejor calificadas. Estúdialas y trata de que las tuyas se parezcan más a estas, pero sin perder la originalidad de tu trabajo, ni plagiar el arte de otros contribuyentes.

¡Diviértete mientras creas! La mejor manera de ser bueno en algo, es hacerlo con gusto. Si alguna vez estás produciendo para stock, no dejes también de hacer algunos dibujos artísticos. Quizá no se vendan tan bien, pero te encantará explotar tus capacidades en otros géneros.