Todos conocemos el refrán: “una manzana al día, mantiene al médico en la lejanía” o, como diríamos en inglés, “an apple a day keeps the doctor away“. Cientos de veces habremos oído esta famosa frase, y la verdad que la manzana es una de tantas frutas que más propiedades y beneficios tiene para nuestra salud, pero ¿es cierto todo lo que dicen?.

PROPIEDADES DE LA MANZANA:

Las manzanas son sin duda alguna una de las frutas más destacadas, no sólo por sus importantes beneficios y propiedades, sino por el valor nutricional que éstas poseen. A continuación, te detallamos algunos de sus muchas propiedades:
➡ Es una fruta bien tolerada por diabéticos porque ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre, debido a su contenido en fibra.
➡ Es la gran aliada de la salud intestinal por sus propiedades astringentes, antisépticas y antiinflamatorias.
➡ Contribuye a reducir el colesterol gracias a su contenido en pectinas.
➡ Dada su riqueza en fibra, resulta muy útil para combatir tanto el estreñimiento como la diarrea.
➡ Posee gran efecto saciante, ideal para la pérdida de peso.
➡ Tiene un gran efecto detox, ya que elimina toxinas, al ser un buen estimulante de los riñones y el hígado.
➡ La manzana es una fruta antioxidante capaz de neutralizar radicales libres, especialmente por su contenido en flavonoides como la quercetina. La quercetina contribuye a evitar el depósito de colesterol en las arterias.

PROPIEDADES NUTRICIONALES DE LA MANZANA:

Información nutricional por cada 100g de manzana con piel:

Calorías 50 kcal
Proteínas 0,2 g
Hidratos de Carbono 10,9 g
Grasas 0,6 g
Fibra 3 g
Vitamina C 12mg
Vitamina B3 0,3mg
Potasio 144mg
Fósforo 10mg
Calcio 7mg

SU PIEL, EL SECRETO MEJOR GUARDADO.

¿Sabías que los beneficios de la manzana se encuentran ocultos en su piel?

Quizá la propiedad más conocida de la manzana sea su acción reguladora intestinal, ya que en su piel se encuentra toda la fibra insoluble. Por esta razón, es muy útil comerla con piel para tratar el estreñimiento, ya que estimula la actividad intestinal y mantiene los músculos intestinales ¡en forma!.

Por otra parte, la manzana es una fruta muy rica en pectina, un hidrato de carbono que no se absorbe en el intestino y que forma parte de lo que llamamos fibra soluble. Además, la pectina tiene la particularidad de retener agua, por lo que es ideal para regular el tránsito intestinal.

La manzana es una fruta antioxidante debido a la presencia de los polifenoles. Los polifenoles son compuestos sintetizados por las plantas y se caracterizan por su fuerte acción antioxidante, muy presentes en la piel también.

Como ves, la manzana tiene grandes beneficios para tu salud, así que recuerda:

Si quieres mantener al médico en lejanía, recuerda comer una manzana con piel al día 🍎 

 
Fuente: Nutritienda