La muerte es un pensamiento que aterra a la mayoría de las personas, pero según un estudio reciente, las personas que no tienen ningún tipo de creencia religiosa y las personas muy religiosas, se encuentran entre los que tienen menos miedo a morir.

Jonathan Jong, investigador asociado en el instituto de Antropología Cognitiva y Evolutiva e investigador de una Universidad de Coventry, dirigió un equipo de investigadores de Oxford, Coventry, Royal Holloway, Gordon College, Universidad de Melbourne y Universidad de Otago.

Llegaron a esta conclusión tras seguir una serie de estudios previos para examinar los vínculos entre la religiosidad y la ansiedad sobre la muerte; y para determinar si la creencia en lo sobrenatural ayuda o dificulta la aceptación de la desaparición de las personas.

Un estudio revela quiénes le temen menos a la muerte
Halfpoint / Shutterstock

Su trabajó giró en torno a la hipótesis de que el conflicto entre el deseo de vivir y el conocimiento inevitable de la muerte es un factor clave detrás de muchos valores culturales.

Esta toma de concienciarnos ayuda o bien a evitar la muerte o a distraernos de ella, y se piensa que influye en nuestras convicciones políticas y religiosas. Esta hipótesis predice que el nivel de ansiedad será más bajo en las personas extremadamente religiosas, ya que mitiga su estrés.

Para llegar a los resultados, Jong y su equipo utilizaron 100 artículos relevantes publicados entre 1961 y 2014, con información de unas 26.000 personas de todo el mundo. Y, tras combinar las datos, el equipo encontró que los niveles más altos de religiosidad fueron débilmente vinculados con menores niveles de ansiedad ante la muerte.

Un estudio revela quiénes le temen menos a la muerte
Elenarts / Shutterstock

La investigación proporcionó otros detalles interesantes. Muchos de los estudios exploraron la diferencia entre la religiosidad intrínseca (fe impulsada por una visión de la religión como un fin en sí mismo), y la religiosidad extrínseca (fe motivada por consideraciones prácticas, como beneficios sociales o emocionales).

Los que tenían una fe intrínseca tenían menos miedo a la muerte, mientras que los que eran extrínsecamente religiosos sufrían mayores niveles de ansiedad ante la misma.

Según la primera hipótesis que postularon, se deduce que a los ateos no debería preocuparles demasiado la muerte; ya que de lo contrario, habrían buscado una manera de aliviarlo, como la religión.

El equipo analizó los resultados de los informes individuales y encontró, que de los 11 informes que incluían datos de ateos, 10 respaldaban la opinión de que la mayoría no tenían mucha ansiedad ante la muerte.

Un estudio revela quiénes le temen menos a la muerte
Dmytro Vietrov / Shutterstock

“Esto, sin duda, complica el antiguo punto de vista, de que las personas religiosas tienen menos miedo a morir que las personas no religiosas. Es muy posible que el ateísmo también proporcione la comodidad de la muerte, o que las personas que no tienen miedo a la muerte no están obligados a buscar en la religión.”

¿Sabías que los ateos y los extremadamente religiosos son los que menos miedo le tienen a la muerte? ¿Estás de acuerdo con esto? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte con tu familia y amigos!

Imagen de portada: guido belfiore / Shutterstock
Fuente: sciencealert / dailymail

El artículo Un estudio revela quiénes le temen menos a la muerte se publicó primero en rolloid.


Fuente: rolli