Muchas veces las consultas de terapia son sobre las relaciones de pareja, hay amor pero hay conflictos, o no hay amor pero son inseparables y se tienen mucho cariño o se aman inmensamente pero su relación es una continua montaña rusa de discusiones, y así infinidad de casos.

Cuando existen problemas de relación en pareja, de sexualidad o de entendimiento podemos estar frente a un desorden amoroso, por que muchas veces nos enamoramos de aquellas personas que complementan nuestros programas o algunas veces cubrirán carencias o necesidades y otras reforzaran nuestros patrones y aun que en ocasiones será una bonita relación de amor, siempre estaremos complementando el programa que traemos instalado y a su vez nosotros cubrimos el programa de la otra persona.

El origen de un desorden amoroso puede estar antes o después del nacimiento. 

Cuando empezamos a estudiar el árbol además de descubrir muchas cosas sobre nosotros mismos y sobre nuestros programas también las descubrimos de nuestras parejas, en ese momento nos invaden muchísimas preguntas con gran sorpresa.

  • ¿Qué me he casado con el doble de mi padre?
  • ¿Mi pareja y yo somos dobles?

¿Qué significa todo esto y como nos afecta?… lo explicamos a continuación.

 Si mi pareja es mi doble 

Si eres doble de tu pareja, lo que tienes que tener en cuenta es que para el inconsciente son hermanos. Es lo que se llama un “Incesto simbólico”, en estos casos la relación suele ser más de hermanos que de pareja  y esto se puede ver en conductas, tipo de conflictos, en el sexo, etc.

Son relaciones en las que la pareja suele llevarse o muy bien o muy mal igual que los hermanos, normalmente son relaciones duraderas, incluso relaciones para toda la vida, el motivo es, “para que yo me separe de mi hermana tiene que pasar algo muy fuerte”, y si no pasa quedo apegado a esta relación el resto de mi vida!. Hay que tener en cuenta que a nivel sexual, se suele perder muy pronto el interés del uno por el otro, y cuando se trata sobre las parejas que son dobles, hay que saber que cuando dos hermanos se juntan, a nivel inconsciente, es para no tener hijos, pues si dos hermanos tienen hijos podrían nacer con problemas.

Es por esto que muchas parejas que son dobles tienen problemas para tener hijos, y cuando sí pueden tener hijos, existe la tendencia a que venga un hijo o hija que herede este programa de “no tener hijos”.

Si estoy en linea maestra con mi pareja.

Cuando hablamos de  líneas maestras nos referimos a relaciones muy pasionales en las cuales suele haber mucha admiración, sobre todo cuando no conviven, suelen ser muy diferentes el uno del otro y por supuesto son maestros el uno del otro.

Cuando estas parejas empiezan a convivir aparece el “problema”, constantemente uno le está enseñando al otro su propia oscuridad, que es lo mismo: lo que no acepto en mí, o lo que detesto en mí.

Por lo tanto las parejas que son línea maestra, si quieren convivir sin conflictos tendrán que aprender a ser muy humildes, dejar que su pareja sea como quiera ser y no juzgarla, en cuanto a la parte sexual no tienen porqué tener ningún problema, más bien al contrario, suelen ser muy apasionadas al igual que si hay conflictos o discusiones, también éstas suelen ser muy apasionadas.

En estos casos, la clave es humildad y dejar ser a cada uno como es sin querer cambiarlo, porque de lo contrario chocarán continuamente y la relación difícilmente podrá ser una relación sana.

Si mi pareja es doble de mi padre/madre.

En el 50% de los casos la hija va a buscar a su padre y en el otro 50% de los casos es el pequeño que busca a su madre, pero hay otros casos, el Edipo o Electra invertid, significa: niño que busca a su padre o niña que busca a su madre, búsqueda de los abuelos, muchas veces esto se detecta en relaciones donde existe mucha diferencia de edad.

Esta situación va a depender mucho de la historia personal y de la relación que se tenga con el padre/madre.

Pondremos un ejemplo: el caso de un hombre que no se siente reconocido o querido por su madre  y tiene una pareja que es doble de ésta, en este caso, él en su pareja está buscando a su madre (el cariño y reconocimiento de esta) a través de su pareja y lo hace inconscientemente para hacer una reparación o duplicar esa relación.

El problema aquí es que si inconscientemente es su madre, él espera que haga al menos las cosas que hacía su madre por él, además, como su madre no le quería o no le reconocía, la pareja viene a reparar, dándole todo el amor y el reconocimiento que él no recibió por parte de su madre y el problema aparece cuando hay muchas exigencias hacia su pareja.

Aquí  muchos de los conflictos o discusiones, no son con la pareja, sino que son historias que le guarda a su madre, por supuesto en este casos, la atracción sexual por la pareja se suele perder tan o más rápido que cuando son dobles, pues él no quiere tener relaciones sexuales con “su madre”, por lo tanto la diferencia cuando son dobles, es que la ausencia de apetito sexual es por parte de él (en este caso).  

Lo que habría que trabajar aquí sería, primero des-identificar a la pareja con la madre, y segundo trabajar la comprensión profunda y el perdón hacia la madre.

Cuando nos encontramos una situación así además del perdón podemos hacer un acto de psicomagia, es decir, ir y decirle a nuestra pareja, “tú no eres ni madre” “tú no eres mi madre”, aunque la sorprendas o no lo comprenda, esta información en realidad se la estas mandando a tu inconsciente y es lo que importa.

También puedes escribir una carta y quemarla.

Recordar siempre que esto son líneas generales y que cada caso es particular, si descubre una de estas relaciones con tu pareja y la relación va bien, no la toques.

Y si no es así podemos aprender, entender la relación y lo que nos está pasando en  nuestra vida.

 

 


Fuente: memoria emocional