¿Qué nos lleva a repetir una y otra vez situaciones, relaciones, conflictos, creencias limitantes, auto sabotajes,  por que repetimos el mismo perfil de pareja una y otra vez?

La respuesta no está en por qué sino en el para qué…

¿Para qué aparece la repetición? Elisabeth Horowitz y Pascale Reynaud nos dicen que existen varias formas de repetición, generalmente se repite para revelar los secretos de generaciones anteriores y la repetición sirve para volverse consciente de una situación secreta inscrita en el pasado familiar. La situación pasada se presenta otra vez por dos motivos, por una parte porque estaba oculta y por otra parte, porque se quedó sin solución.

Los autores se refieren a  la influencia del Transgeneracional: que es la información que el inconsciente biológico guarda y que el clan familiar transmite de generación en generación para que el conflicto se pueda resolver en generaciones posteriores. Por eso en la elección de la pareja intervienen importantes influencias de cada uno de  los árboles genealógicos  de los integrantes de la pareja, en Bioneuroemocion decimos que nos enamoramos de los programas del otro.

También repetimos historias por lo que quedo inscrito en el Proyecto Sentido, otro de los libros de nuestra historia indispensable de abrir e indagar en extensión, el proyecto sentido es el resultado de todas las experiencias, conflictos, amores y desamores, de todos los deseos conscientes e inconscientes de nuestros padres 18 meses antes de nacer,  comprendiendo esos 9 meses antes del día de la concepción, los 9 meses a partir de la concepción cuando mama está embarazada, hasta los 3 años. Investigar y descifrar nuestro programa inscrito en el proyecto sentido nos va a dar otra importante clave de nuestro comportamiento amoroso en la actualidad.

Repetimos historias también por aquellas que se inscribieron en nuestra historia de 0 a 7 años. Aquí como bebes y niños grabamos inconscientemente rasgos de unión que son trasferencias que hacemos .Cuando soy pequeño grabo una señal que me recuerda a mi padre o madre.

Puede que en esta persona que te interesa o que ya es tu pareja hayas grabado algo de alguien. ¿Cómo es eso?

Por ejemplo: “Las pantorrillas carnosas”.  Una  madre se enamora del novio de su hija, vive un desamor; ella dice: “Mi padre trabajaba  en Madagascar y yo corría detrás de él y le veía en pantalón corto y veía las pantorrillas.” Grabo que su padre equivalía a pantorrillas carnosas como el novio de su hija, eran las mismas pantorrillas,  “por eso me sentí atraída por el novio de mi hija”. Cuando entendió, acepto y abrazo su dolor por lo mucho que extrañaba a su padre, cambio  su percepción y la creencia entonces  su programa  se desactivo, por eso en una separación difícil hay que ver los rasgos que nos unen a nuestro padre, madre etc. Hay un duelo bloqueado, porque no podemos cortar una relación por esto, porque no queremos separarnos de nuestro afecto (Madre etc.)

A veces grabamos rasgos de unión de personas que no son nuestros padres  y que marcaron una huella importante en nuestro inconsciente una mujer de 47 años se enamora perdidamente de un hombre casado ella  había sido consciente de su programa de amores ausentes  había cambiado su programa por lo que ella llamaba hombres presentes y se mantenía muy consciente y decidida al cambio,  de repente ante esta situación  estaba muy confundida  hasta que tomo conciencia de que el hombre casado  (ausente) se llamaba Gustavo, exactamente igual que su profesor de inglés  Gustavo, del cual ella estaba perdidamente enamorada.

Además no solo eso, sino que eran exactamente iguales en el comportamiento con ella,  desde la energía hasta  la sonrisa era la misma, de repente entendió la transferencia  que estaba realizando  con  su gran amor de juventud , su profesor de inglés, al aceptar la situación de transferencia de rasgos de unión entendió que su cerebro estaba releyendo otra historia y no la actual, de modo que  inmediatamente  cayo el velo que la mantenía unida a esta relación ausente, al hacer un clic en su sistema ella cambio su percepción integro la información  y dejo de sentirse atraída a este hombre.

Cuando repetimos es más fácil dejar de ser nosotros mismos y perder los límites de nuestro yo en el otro creando una dependencia emocional que nos hiere.  La toma de conciencia de las repeticiones que vamos haciendo en nuestra vida y la madurez de adultos responsables para  entenderlas y cambiarlas nos posibilita una nueva   percepción de los sucesos  sin juicios

Esto nos lleva  a un nuevo paradigma en las relaciones amorosas; dicen que el alma aprende a colmarse a sí misma desde dentro de forma que la capacidad de amar a otro pasa a basarse en la aptitud de honrar y de nutrir al propio yo.”  Esto es Amarte tanto a ti mismo…Enric Corbera solía decir, “me la paso tan bien conmigo mismo!!!”.. Y si, se me quedo grabado porque desde ahí no he parado de quererme!!… si desde allí .. Desde nuestro más cercano encuentro amoroso con nosotros mismos vamos a poder invitar al otro a entrar y compartir los espacios amorosos de nuestro corazón.

Autor: Alicia Garcia Vega. 


Fuente: memoria emocional