¿Eres de las personas que engullen la comida sin saborearla?¿Picoteas por aburrimiento?¿Comes pendiente de la televisión o el móvil? Si has respondido que sí a alguna de estas preguntas te recomiendo que sigas leyendo y te beneficies de la técnica del “Mindfulness Nutricional”.

Mindfulness Nutricional

 

¿Qué significa Mindfulness Nutricional?

El término “Mindfulness” se traduce literalmente como “Atención plena”, que si lo asociamos al campo de la nutrición significaría “Alimentación consciente”, involucrando los 5 sentidos en el acto de comer, de escoger y de cocinar los alimentos.

La práctica del Mindfulness Nutricional ha demostrado ser de gran ayuda para conseguir unos hábitos alimentarios más saludables y mantenerlos en el tiempo.
 
Mindfulness Nutricional

 

¿De dónde surge esta idea?

Cada vez dedicamos menos tiempo a cocinar y hay más opciones de comidas procesadas muy poco saludables y nutritivas. Además, las altas cargas de estrés a las que estamos sometidos acabamos trasladándolas a la mesa, convirtiendo el acto de comer en una acción mecánica e inconsciente, dejando en segundo plano la parte placentera.

Otras veces tendemos a cubrir emociones y sentimientos (aburrimiento, tristeza, euforia, etc) con la comida, consiguiendo una satisfacción breve, pero seguida de un sentimiento de frustración y culpabilidad. El Mindfulness nos ayuda a mejorar la autorregulación de las emociones, reduciendo las ingestas compulsivas.

 💡¿Sabías que… las mujeres asocian con la comida sentimientos negativos, mientras que los hombres celebran situaciones positivas comiendo más de lo normal?

 

¿Cuáles son sus beneficios?

Alimentarnos de una forma más consciente y tranquila nos aporta beneficios a corto y largo plazo:

  • Te permite disfrutar del sabor y conseguir que la alimentación sea un acto más placentero.
  • Mejora las digestiones y evita sensaciones posteriores de pesadez.
  • Favorece la pérdida de peso, ya que al comer más despacio percibes la sensación de saciedad y se reduce la cantidad de la ingesta.

         💡 El cerebro necesita unos 20 minutos para registrar que el estomago está lleno.

  • Existen estudios que defienden esta técnica como una ayuda para el tratamiento de la depresión, ansiedad y trastornos alimenticios, pero son pocos para extraer conclusiones definitivas.

 Mindfulness nutricional

 

Tips para una alimentación consciente:

Se trata de una técnica que requiere tiempo y paciencia, pero para comenzar te doy unos sencillos trucos:

  1. Cocina tu propia comida y aderézala a tu gusto.
  2. Prepara la mesa con la bebida y todos los utensilios para que no tengas que levantarte.
  3. Elimina las distracciones apagando el televisor y poniendo en silencio tu teléfono. 
  4. Elige un asiento cómodo y adopta una posición erguida.
  5. Analiza el color, olor, textura y  sabor de la comida, y ¡disfrútalos!
  6. Come lentamente y mastica un mínimo de 15 veces cada bocado.
  7. Deja de comer cuando te sientas saciado. ¡No es obligatorio acabarse el plato!

Ahora que conoces esta técnica, no olvides reservar 20 minutos para la comida, disfrutando y saboreando cada bocado. ¡Aplica el Mindfulness y tu cuerpo te lo agradecerá!

La entrada Mindfulness Nutricional, una práctica saludable aparece primero en .


Fuente: Nutritienda