Violencia, imagen, Picasso, guerra, pintura, muerte, ¿qué sentido tienen estas palabras cuando las leemos juntas?

Pensemos que estas palabras son un punto de intersección entre la cultura y el arte en las cuales se articulan dimensiones de diferente naturaleza, en la que el arte nace y se vincula con la vida en interacción y significado, en una herramienta para sensibilizar.

El Guernica de Pablo Picasso es un ejemplo claro de cómo violencia, imagen, guerra, pintura y muerte —en conjunto— cobran un sentido artístico y cultural.

Guernica de Pablo Picasso

Pablo Ruiz Picasso nació en Málaga el 25 de octubre de 1881. Su padre, José Ruiz, enseñaba en la Escuela de Arte y Oficios. Picasso comenzó a dibujar desde 1888, pero fue en 1891 que comenzó a hacerlo en la Escuela de Bellas Artes de La Coruña. Sus obras comenzaron siendo figurativas y anecdóticas, aunque después sus intereses se deslizaron hacia la organización de la imagen y su composición.

Guernica de Pablo Picasso

En enero de 1937 recibió la visita de Josep Lluís Sert, Max Aub y José Bergamín, quienes tenían por objeto encargarle la realización de un mural de aproximadamente 37 metros cuadrados para el Pabellón de España en la Exposición Internacional de París. En aquel momento no sabía el tema del mural pero cuando, en abril de ese año, la aviación alemana e italiana del General Franco bombardeó y arrasó la ciudad de Guernica y la prensa publicó relatos y fotografías de lo ocurrido, Picasso se decidió. Así nació la famosa obra que lleva por nombre el de la ciudad devastada.

Pablo Ruiz Picasso

Dice Valeriano Bozal en su libro titulado “Pablo Picasso”, que mirar es pintar; mirar es representar, pensar, decir, significar, problematizar, incluir, excluir, entender; las miradas atraen, convencen, reflejan, atrapan y trascienden.

El Guernica es una mirada trágica, es una pintura política porque interviene, hace partícipe a la sociedad y teje significados. Es una obra de arte que habla con un lenguaje propio.

Guernica de Pablo Picasso

Desde la perspectiva del “Interaccionismo simbólico” de George H. Mead, el cuadro toma vida en medida en que se reconoce y el significado que emana de él orienta las acciones; esta obra ha trascendido porque su significado es universal. Un hecho de tal magnitud da un giro histórico a la vida de los pueblos y al mundo. La comprensión sobre la sociedad y su tiempo se estudia a través de esta obra que fue un ejemplo de rechazo y dolor sobre hechos que lastimaron la conciencia y el transcurso de la vida de miles de personas.


Guernica de Pablo Picasso

Centrándonos en la relación Guernica-lenguaje-sociedad, el cuadro funge como símbolo de un pueblo.

El Guernica cumple la función del arte al retratar el presente de su época, de trascender en el tiempo y ser un referente de la profundidad e importancia de la expresión artística.

**

Poder transmitir lo que sentimos y convertir aquello que habita en nuestro interior en una obra no es fácil, pero hay 5 excelentes razones científicas para que te dediques al arte y no dejes de intentarlo.

The post La obra de Picasso que mezcló el arte con la violencia de la guerra para darle sentido a la vida appeared first on Cultura Colectiva.


Fuente: Cultura Colectiva