Es incuestionable. Uno de los mejores pintores en la historia, es Leonardo Da Vinci. Fuente de inspiración para artistas, y de investigación para académicos y científicos, el talento de Leonardo ha traspasado los siglos, pero ¿podría ser este atribuido a un padecimiento ocular?

post-image

(Foto: Zenda)

¿Quién es Leonardo Da Vinci?

Fue un polímata (que dominaba diversas áreas de conocimiento) italiano. Nacido en 1452 fue conocido principalmente por su talento como pintor e inventor. Entre sus pinturas más famosas se encuentran La Gioconda (o Mona Lisa) y La Última Cena. En cuanto a sus inventos, desarrolló los planos de una máquina muy similar al helicóptero.

Lee también: Por una selfie, dos turistas dañaron obras de Dalí y Goya

¿Y qué enfermedad tenía?

No es una enfermedad, es una condición, y se llama estrabismo.

¿Qué es eso?

Es un problema visual que provoca que los ojos no se encuentren alineados de manera correcta, apuntando en diferentes direcciones, por ejemplo, un ojo puede mirar hacia delante, mientras que el otro está direccionado hacia adentro. Es conocido vulgarmente como “bizco”.

post-image

(Foto: pl.aliexpress.com)

Entonces, ¿Da Vinci era bizco?

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Ophthalmology de JAMA, Da Vinci tenía exotropia intermitente, un tipo de estrabismo que provocaba que uno de sus ojos girara hacia afuera.

¿Cómo saben eso?

Según Christopher Tyler, profesor de investigación de la City University de Londres y el Instituto de Investigación de Ojos Smith-Kettlewell en San Francisco, por sus pinturas:

Al observar su trabajo, noté la pronunciada divergencia de los ojos en todas sus pinturas.

post-image

(Foto: Leonardo Da Vinci)

Según explica Tyler, al analizar la dirección de la mirada de Da Vinci en seis autorretratos atribuidos al artista, descubrió que estos mostraba signos de exotropía, conclusión a la que llegó tras dibujar círculos en las pupilas, lirios y párpados de cada pintura mientras medía y comparaba sus posiciones. Al convertir las medidas en un ángulo, el resultado fue que un ojo giraba -10,3 grados hacia afuera cuando estaba relajado, aunque todo parece indicar que Leonardo podía realinear de manera recta su ojo si enfocaba.

¿Eso como afecta o beneficia su arte?

Ésta condición podría haber permitió a Da Vinci ver las cosas de manera no tridimensional, facilitando su arte:

Lo que estaba viendo se vería más como un lienzo plano que como una pantalla tridimensional para nosotros, lo que le hizo más fácil traducir las cosas al lienzo.

post-image

(Foto: Allartclassic)

El estrabismo podría haber ayudado a Leonardo Da Vinci a tener una visión más clara de los objetos tridimensionales y a captar y plasmar mejor los sombreados, sin embargo, además de no estar realmente comprobado que tuviera exotropia, esta condición no influyó de manera alguna en las otras áreas dominadas por el genio, como la ingeniería y la filosofía.

Podría interesarte:

Sueña en alebrije: Hablamos con Raúl Rosas, artista experto en alebrijes

OPINIÓN: El efecto de la cultura en las personas

Descontroló a todos: confunden escultura con un miembro masculino


Fuente: Cultura Colectiva