El dolor que se experimenta cuando perdemos a nuestra pareja es uno de los más insoportables:

Cien noches te lloré, cien tardes te esperé, cien mañanas te necesité,

pero en ninguna llegaste.

Sé que fue mi error, que fui yo quien se alejó.

Fueron muchas palabras falsas para tantos sentimientos reales.

No espero que me perdones, pero anhelo que lo hagas y sé que llorar no te hará regresar.

Sé que gritar no sanará este vacío.

poemas-desamor

Sin embargo, aún espero tu llamada, de repente un jueves por la tarde, o tu llegada,

inesperada, un domingo por la noche.

Cuando mis ojos se han cansado de llorarte,

y mis labios no han parado de pronunciar tu nombre,

sólo queda recordarte.

poemas dolor

Comprendo que ya no estás, que sólo entre sueños vivo,

y que la realidad he de afrontar, pero me faltan fuerzas,

esas que sólo a tu lado llegué a tener.

Juro que te amé con el corazón y con el alma,

así, callado sin palabras, sin pretextos ni ataduras.

Aquí seguiré, necesitándote, esperándote y llorándote,

hasta que de mí no quede nada,

y tal vez decidas regresar.

poemas de desamor

**

uando perdemos de manera repentina a la persona que amamos, es difícil aceptar que nunca más regresará; pero debemos pasar por un duelo para poder sanar la herida, y aunque siempre nos hará falta, sí es posible tener una vida feliz luego de perder a alguien… lee más aquí.

**

Las fotografías que acompañan al texto pertenecen a Sam Elkins.

The post Fueron muchas palabras falsas para tantos sentimientos reales appeared first on Cultura Colectiva.


Fuente: Cultura Colectiva