Regresar al pasado es una acción que todos llevamos a cabo de manera constante, por alguna extraña razón, un placer anormal recorre nuestro cuerpo cuando los recuerdos comienzan a resurgir poco a poco y, en ocasiones, la nostalgia se apodera de nosotros, pues, como si tuviéramos una especie de control remoto, elegimos los momentos que queremos recordar para rebobinarlos una y otra y otra vez en nuestra mente. Una relación pasada que logramos superar, un mal rato familiar, experiencias que vivimos en compañía de nuestros amigos y las cosas que experimentamos juntos a pesar de ser estudiantes y vivir en la pobreza extrema.

Si aún tienes la fortuna de ser estudiante, hay muchas formas de convertirte en un experto de la supervivencia“.

Todo comienza a salir a flote y caes en cuenta de todas las cosas que llevaste a cabo sin saber exactamente de dónde provenía el patrocinio para esos ratos de diversión despreocupada e irresponsable, cuyas consecuencias no te interesaban. Una sonrisa se dibuja en tu rostro a manera de satisfacción, y piensas cuál sería la reacción de tus padres si supieran lo que hiciste con ese dinero que –en teoría– utilizabas como un apoyo para sobrevivir en la universidad. Si los recuerdos comienzan a llegar, te compartimos un listado que te refrescará aún más la memoria.

*Si aún eres estudiante, también puedes ponerlos en práctica.  

Armar la vaquita era un básico

La mejor parte de la universidad es que el trabajo en equipo era fundamental para asegurar la supervivencia de todos aquellos que eran parte de tu grupito y para eso, armar la vaquita era un básico que no podías darte el lujo de desperdiciar.

dinero de estudiante 6

Confiabas en tus amigos

En los momentos de crisis, cuando menos esperanzas tenías, siempre llegaba ese amigo que necesitabas para sacarte a flote y aplicar el: “Hoy por ti, mañana por mí”. Después de todo, comprobaste que eso de crear buen karma, sí funciona.

dinero de estudiante 2

Los cambios de tus papás eran la base de tu economía

Vivir en casa de tus padres es acatarte a sus reglas, pero esto no siempre era algo insoportable. Ir a la tienda por los encargos de tu mamá tenía sus beneficios pues, sus cambios, eran la fuente principal de tu economía y tus necesidades. 

dinero de estudiante 3

¿Qué hubiera sido de ti sin las sopas instantáneas?

Si durante tu vida de estudiante, no considerabas la comida como una necesidad primaria, era porque tenías muy claro que las sopas instantáneas son –hasta la fecha– el mejor invento que pudo haber llegado a tu vida.

dinero de estudiante 4

Que fácil era todo cuando iba a la escuela…”.

Aprendiste cómo obtener cosas gratis

Cuando te llevas bien con la gente indicada los beneficios pueden ser muchos, tal vez aún estés en deuda con el señor de tu puesto favorito de comida en la escuela, pero la consciencia no te remuerde porque sabes que nunca de aprovechaste de él y pronto regresarás a pagarle.

dinero de estudiante 5

Lo que consumías era de dudosa procedencia

Cuando el dinero está contado, escatimar en gastos es importante, por esta razón lo mejor que podías hacer era confiar en los estándares de calidad de todo aquello que comprabas para la fiesta y que parecía ser de dudosa procedencia. 

dinero de estudiante 6

Eras súper aplicado en la escuela

Si no eras de los afortunados que recibían beca en la universidad, seguro te esforzabas al máximo para cumplir con todas tus obligaciones y te asegurabas de explicarle a tus papás lo mucho que gastabas en copias, impresiones y trabajos escolares. No mentías, tal vez sólo exagerabas un poquito más de la cuenta.

dinero de estudiante 7
 –

Incursionaste en los negocios

Convertirte en el dealer oficial de dulces, papas y cigarros de tu clase era una de las soluciones más comunes y fáciles para masificar tus ingresos. Después de todo, eso te dio la experiencia suficiente para comenzar a organizar fiestas, invitar a todos los desconocidos que pudieras y sacar provecho de ello. Incluso, aprendiste un poco de diseño gráfico… esos flyers no se hacían solos.

dinero de estudiante 1
Nueve de cada diez personas logra sobrevivir en la universidad gracias a este tipo de acciones. Si aún tienes la fortuna de ser estudiante, deja que Unefon te acompañe en este regreso a clases y conviértete en un experto de la supervivencia.

unefon regreso a clases

#HazteEscuchar y olvídate de sufrir durante el semestre con la ayuda de este listado y los beneficios que puedes encontrar en sus prepagos accesibles.