Llega el buen tiempo y con él, el peor enemigo de la piel: el sol. Si bien es necesario protegerse durante todo el año, pero en primavera y sobre todo en verano, es extremadamente importante ya que nuestra exposición a los rayos solares es mucho mayor. En estos meses previos al verano, muchos tienen prisa por ponerse morenos y hacen sus propios trucos para broncearse cuanto antes. Dentro de estos trucos, el de comer zanahorias para ponerse moreno, es el más extendido.

 

¿Es verdad que la zanahoria ayuda a ponerse moreno?

Alguna vez habréis oído, conocéis a alguien o incluso sois vosotros mismos, los que utilizáis este truco todos los años para conseguir un bronceado más rápido. De siempre se ha dicho que de esta manera se activa la melanina y conseguimos ponernos morenos con más rapidez, sin embargo, se trata de una creencia totalmente falsa.

No es cierta la teoría de que comiendo zanahoria se produce más melanina, por lo tanto la piel no se oscurece y no nos bronceamos más. No obstante, si se abusa de este alimento nuestra piel puede adquirir un cierto tono anaranjado, más dorado que nuestro color de piel, que no tiene ninguna relación con la melanina, son los llamados betacarotenos que contiene la zanahoria quien colorean la piel.

ponerse moreno con zanahoria

El betacaroteno es un lipocromo que da el color naranja a las zanahorias, la acumulación de betacaroteno en la sangre puede dar a la piel un tinte de color naranja, sobre todo en las zonas del cuerpo con densa grasa subcutánea o piel gruesa como las palmas de las manos y las plantas de los pies. Obviamente, se trata de algo inofensivo para la salud y dicho color se pierde cuando eliminas los alimentos con betacarotenos de la dieta.

 Nuestro consejo es cuida tu piel, utiliza un protector solar y no tengas prisa por ponerte moreno, consigue un bronceado de forma progresiva.

Fuente: Nutritienda