Las frutas son una de las mayores fuentes de vitaminas y minerales, de fibra y ¡agua! ¡Un regalo de la naturaleza!

Todos estos micronutrientes no solo nos hidratan y nutren desde dentro, sino que también nos aportan antioxidantes, energía… que no solo se reflejan en nuestra salud sino también ¡en nuestra piel!

Pero… ¿Dónde se suelen encontrar estos micronutrientes, mayoritariamente? ¡En la piel! Y es aquí donde muchos de vosotros os preguntáis lo mismo, ¿es mejor comer la fruta con piel o sin ella?

COMER LA FRUTA CON PIEL, ¿SÍ O NO?

Las frutas contienen minerales, azúcares, vitaminas y fibra. Aunque, estos nutrientes se localizan tanto en la pulpa como en la piel, es esta última la que acumula mayor cantidad de fibra y ciertas vitaminas, como la vitamina C, A y beta-carotenos, muy presentes sobre todo, en las frutas de más color y las que reciben más luz solar.

 “La vitamina C, A y los beta-carotenos son tres poderosos antioxidantes, además la vitamina C es esencial ¡para la formación de colágeno! y la vitamina A mantiene sana nuestra visión.”

Además, como ya os hemos comentado, el contenido de la fibra de las frutas, se acumula la mayor parte en la piel; Por eso, lo ideal es consumirla con ella (siempre que se pueda), ya que si la pelamos, reducimos considerablemente el contenido de este nutriente, ¡tan beneficioso para nuestra salud intestinal!

Aunque, es cierto que hay algunas frutas que no puede consumirse sin pelar, ya sea porque tienen cáscara, o su piel sea demasiado áspera o gruesa como la naranja… 💡 En el caso de los cítricos, siempre se recomienda consumirlos con la pielecilla banca, puesto que es ahí donde se encuentra ¡la fibra!

 “La fibra es un nutriente que además de incrementar la sensación de saciedad, activa el tránsito intestinal, lo que resulta muy útil en casos de estreñimiento.”

ENTONCES, ¿ES MALO QUITAR LA PIEL DE LAS FRUTAS?

Cada vez hay más gente que lo cuestiona, sobre todo, cuando se trata de consumir frutas como la manzana, pera, ciruelas, albaricoques… porque ya sea por costumbre o cuestión de gustos, las solemos consumir sin pelar.

Es cierto que en muchas ocasiones se recomienda retirar la piel, por aquello de la higiene, dado que en ella, nos podemos encontrar con gérmenes, pesticidas o impurezas. No obstante un previo lavado meticuloso, es lo ideal para limpiarlas de posibles residuos.

¡UNA BUENA LIMPIEZA PREVIA!

¿Cómo se lavan las frutas y verduras?

➡ Lávalas bajo el chorro del grifo, aunque vayas a pelarlas, porque así evitas que la contaminación pase del cubierto al alimento.

➡ Para aquellas frutas con cáscara dura como el melón o la sandía, puedes usar unos cepillos específicos para lavarlas. Después sécalas con papel de cocina.

➡ Para las frutas que se consuman con piel, basta con sumergirlas 5 minutos en agua potable.

 
Como ves, la fruta es mejor tomarla con piel, de esta manera ¡aprovechamos más sus nutrientes!

 

 

 

La entrada ¿Es mejor tomar la fruta con piel o sin piel? aparece primero en .


Fuente: Nutritienda