En el aire flota un olor a setas y ozono. Ha llegado el otoño. Y, en el silencio nocturno,
cuando cualquier sonido se percibe con un tono especial, irrumpe un ruiseñor. Estará en cualquier
arbusto, en un somero matorral, sin ser consciente de su bellísimo homenaje al mundo.
José Ramón Ayllón

Un tren, dos muchachos y una libreta roja son los componentes de la soledad que se unen para formar algo mucho mayor al vacío, el olvido, el desconsuelo y las memorias rotas. El dolor se esconde en un inmenso universo subyacente a la realidad, donde reside el sentido de la vida, la razón del amor, el origen y el final de los misterios que esconden las preguntas que retumban a diario en la cabeza.

Las heridas dejan cicatrices y estas son las más subestimadas en un mundo donde la estética rige las vidas de todos, donde la belleza es quien dicta el camino de la elección. Requiere un ojo crítico, un alma fracturada, un corazón con cinta, unas llagas en los recuerdos, para convertirse en la persona que observa el arte que se esconde detrás de un espíritu lastimado, ver y no sólo admirar sino sentir y disfrutar la belleza oscura del vacío y el dolor.

mujer de rojo

Paula cuenta la vida áspera y dura, como si fuera una dulce anécdota llena de filosofía, toma a los días como el único lugar en el que se puede hallar el sentido de los mismos, usa el arma del pensamiento para entenderlos y jamás para escapar, pues sabe que está condenada a probar la amargura diaria y busca perdidamente cómo hacer tregua con este sabor.

No es una coincidencia que Paula haya conocido a Nacho, las casualidades a veces son lo menos casual, un encuentro fortuito previamente establecido, llámese por el destino, el amor o la desdicha, era lo que estos dos jóvenes estaban esperando en sus vidas. Un instante al azar para entender la realidad del amor y la mentira del dolor, uno de estos elementos se desmiente y nos muestra que de la unión, la entrega y la pasión, nace lo bello. Las heridas, en ocasiones, son los lazos que más que unir, el peso del recuerdo es lo que más alimenta una nueva amistad o un nuevo amor.

otono

“El ser humano es el árbol que da las flores de la melancolía”.

A la desgracia se le aborda sin miedo, a la tragedia se le abre la puerta con buena cara, se le invita un café; la desgracia no está previamente determinada a formar una enemistad con nosotros, es un hecho, claro, que emerge para cumplir su función de doler, pero en ella se puede hallar lo poético, se le puede hablar con adornos. La estimamos y nos llenamos de este sentimiento; hacerlo arte, hacerlo vida y aprovechar que es una herramienta para buscar entre los escombros de la tristeza, el suceso que nos indica el comienzo de algo mejor. Al final, por mala o buena que la amistad sea con esta compañera, el mundo siempre seguirá pareciendo el mismo y no es mejor ni peor que ella.

El autor español José Ramón Ayllón estudió filosofía y letras en las universidades de Oviedo y Villadolid, desde hace 20 años da clases de literatura, ética y filosofía. Es autor de Querido Bruto, Vigo y entre otras obras juveniles y ensayos. En esta obra llamada Otoño Azul nos empuja a encontrar las respuestas a lo que muchos se preguntan y pocas lenguas tienen la valentía de responder.

Otoño azul

Con una melódica narrativa, Ramón Ayllón nos lleva a conocer la trágica historia de amor entre Paula y Nacho, la que es todo menos infeliz y triste. Con una gran descripción nos hace viajar a la poca convencional Barcelona, que se describe como “insólita y exótica” en un estado normal. En cada página, los ojos se llenan de asombro y gotas, pues nos hace mirar desde otra perspectiva que creíamos imposible y nos sitúa en una utopía cuando creemos estar en la más desgraciada hora de nuestras vidas.

La historia nos hace pensar que dentro de todo lo malo, debe haber una pequeña residencia para lo bueno, la felicidad y el amor. Que la melancolía es otra víctima más de esta sociedad donde se juzga algo sin conocer, se le adapta un nombre a algo con base a su primera impresión y no a su fondo, a su verdad.

Toma la más poderosa de las antítesis, la que muchos viven tratando de entender; la felicidad y el dolor los une en un sólo sentimiento. En un pequeño espacio en donde el autor nos invita a explorar, a dejarse tocar por el roce de la melancolía, sin perder el romance, adentrarnos a la maleza y quitarle las espinas a una rosa, en un mundo donde las personas tiene miedo a pincharse y sangrar.

manos

**

Si este libro te ha dejado intrigado, descubre la historia que te enseña que el desamor sólo se puede combatir con la rutina. También conoce las razones de porqué el amor sólo dura tres años.

**

Algunas de las fotografías que acompañan al texto pertenecen a Rocío Montoya.

The post El libro que te hará sentir lo bello y trágico de la melancolía appeared first on Cultura Colectiva.


Fuente: Cultura Colectiva