Cuando se vive un evento de choque biológico algo cambia. Antes todo estaba bien y en un único instante todo ha cambiado.

Para la Descodificación Biológica Original se basa en la teoría de la NMG todo síntoma (físico, psíquico, comportamental o existencial) ha sido precedido por un instante de un conflicto muy fuerte que lo tomamos de una determinada manera. Ese instante es inesperado, dramático, no tiene solución y sobretodo no se puede expresar. Podemos contar la anécdota o la historia que nos ha pasado incluso con lujo de detalles. ¿Quién no se acuerda de haber contado una discusión fuerte o un determinado problema? Y ¿Cambio algo? La mayor parte de las veces no. Incluso después de haber pasado unos días la persona se enferma. La enfermedad es el resultado de un gran estrés vivido que necesita salir al exterior para disminuir la tensión acumulada.

Por ejemplo, unas personas se discuten y se dicen cosas duras. Una de ellas al cabo de un día le aparece un fuerte resfriado. La otra tiene un fuerte dolor de barriga y acaba con diarreas. ¿Qué ha pasado en el cuerpo de ellas? Han somatizado de manera diferente, y ¿Por qué? Porque sus mapas mentales son distintos lo que quiere decir que han tenido experiencias según sus necesidades. Han aprendido a vivir en circunstancias diferentes. Las respuestas también lo serán.

El cuerpo tiene un poder inmenso para enfermar y también para sanar.

  • ¿Qué ha sido lo que se instaló en la psique de la persona en ese instante? Un auténtico torbellino que baja como un rayo desde la cabeza al cuerpo y dentro de ese maremágnum un gran coctel químico (neurotransmisores) y de sensaciones corporales. Es un momento de confusión, de pérdida de la conciencia, como si una parte de la película de la vida se cayera.
  • ¿Os ha pasado que de repente en esos instantes de conflicto no podemos describir exactamente lo que ha ocurrido? Es lo que llamamos un fotograma desaparecido. Desaparece de nuestro consciente pero queda en el cuerpo ya que este tiene memoria y registro de todo lo que vivimos.
  • Y ¿cómo se recupera la memoria? Bajando al cuerpo, sintiendo, observando las sensaciones corporales que hoy serán las mismas que las que vivimos hace mucho tiempo atrás.

Te propongo un ejercicio para acceder a la memoria del cuerpo. Se trata de oír lo que está ocurriendo y no hacer nada más que dejar que se vayan transformando por si solas.

Puedes comenzar por recordar un evento impactante de cualquier tonalidad como miedo o alegría. Visualizarlo y colocarte como si lo estuvieras reviviendo ahora mismo dejándote sentir todo lo venga a tu cuerpo. Puedes sentir muchísimas cosas como calor, frío, cosquillas, nudos, nauseas, temblores, tensión, apretón, lágrimas, garganta apretada, dolores,…. Tú puedes seguir con esta lista. Todo lo que vives se transforma solo después de unos minutos, más o menos 2 o 3. Si al mismo tiempo los pensamientos invaden la cabeza el proceso del cuerpo se detiene y toca volver a empezar.

A veces se conectan las sensaciones a las emociones y nos desbordan las respuestas somáticas que aparecen. Se nos hace muy grande lo que sobreviene pero si confiamos en nuestro cuerpo y en la transformación que este puede producir todo va a desaparecer.

Para empezar a visitar nuestros espacios interiores te propongo una visualización de escucha de sensaciones corporales y cuanto más consciente te hagas de lo que se vive en tu interior con más calma vivirás lo que ocurre en tu vida.

¡Bienvenido a la escucha de tu cuerpo!

Fuente: http://bit.ly/2hWDiZZ

 

MEMORIA EMOCIONAL

Si tienes interés en descodificar tus heridas, enfermedades y problemáticas, puedes contactarme al 044 55 1609 2479 o talleres@memoriaemocional.com y hacemos tu abordaje personal para la resolución de un conflicto, síntoma o enfermedad.

Consulta presencial y Skype.


Fuente: memoria emocional