Pasa que cuando la fiesta termina

el cuerpo se empeña en seguir

inflando globos de colores.

El pulmón machacado después de tantas horas

aguantando el baile

y a ti aún te quedan fuerzas para un último aliento.

Nunca he sabido cómo

le sigues el ritmo a la noche

cuando se pone tan oscura,

ni cómo alcanzas al amanecer

con el nudo en la corbata y la garganta tan afinada.

Te envidio,

todavía se me corre el rímel,

cuando veo cómo en la pista nadie baila

si eres tú quien marca el ritmo

de cada corazón de la sala.

Sabía que lograría deshacer el nudo de tu corbata

grabado en el suelo de mi cuarto,

lo que no imaginaba

era que seguiría lleno de globos de colores

por si algún día te apetecía seguir bailando

al ritmo de mis pulmones;

mientras tú

sigues dejando la pista

llena de bailes a medias  

y a los corazones

los prefieres

de arena.

party 

**

de arena  .

The post El cuerpo se empeña en seguir inflando globos de colores appeared first on Cultura Colectiva.


Fuente: Cultura Colectiva