Hoy nos sentimos orgullosos del mensaje o grafo simbólico que portamos en la piel, el cual se convierte en una extensión de quienes somos y hacia dónde queremos llegar. Las frases “sigue tus sueños” o “lo esencial es invisible para los ojos” orientan nuestras decisiones hacia la virtud y el bienestar; mientras que el aclamado “you only live once” nos recuerda lo efímero que es la existencia y nos motiva a dar el siguiente paso. De esta forma los tatuajes se convirtieron en el aliado pictográfico, en el terapeuta permanente y la cálida palmada en la espalda después de un día irritante. Sólo hay que mirarlo y la calma regresará.

tatuajes clásicos

Pero como pasa con todos los objetos que dan forma a nuestra realidad, en el pasado los tatuajes representaban todo lo contrario al grado que pertenecían al mundo de los tabúes. La historia de la tinta y la piel inició en Inglaterra de 1860, cuando el Príncipe de Gales se marcó una cruz en el pecho como parte de un ritual medieval. El pueblo quiso imitar al aristócrata y el arte de tatuarse se esparció hasta las clases más bajas. 

tatuajes clásicos

De manera paralela el arte de la tinta se desarrolló en América con Martin Hildebrannt, quien es considerado uno de los primeros tatuadores de Estados Unidos. Él abrió su propia tienda en 1870 justo en el corazón de Nueva York. Ahí atendía a los ciudadanos que sentían una fascinación por la tinta pero no podían costear un viaje al extranjero.

tatuajes clásicos

[Aquí hay 20 diseños que las mujeres inteligentes querrán hacerse]

Aún así el precio era alto y sólo los ciudadanos más acomodados tenían acceso a su estudio. Además de los clientes de Hildebrannt, soldados de bajo rango y marineros, quienes para combatir la nostalgia en los largos viajes se grababan un recordatorio de su hogar y familia. 

tatuajes clásicos

Más adelante surgió el arte del tatuaje americano como un acto patriótico. El artista Paul Rogers, dueño de un remolque que llegó a ser conocido como la Fábrica de Hierro, comenzó a tatuar soldados con águilas y otras criaturas aladas. También incluía banderas estadounidenses, corazones sangrientos y nombres de mujeres.

tatuajes clásicos

La Marina desaprobó los tatuajes y los calificó de indecentes. En las zonas rurales del país los tatuajes se popularizaron gracias a los circos, donde se les consideraban como atracciones extrañas. 

tatuajes clásicos

[Conoce los tatuajes que todos los hombres con estilo querrán tener]

Las mujeres participaron en la industria del tatuaje hasta la década de los 50 aunque lo hacían como acto de sumisión, especialmente dentro de las pandillas de motociclistas. Una imagen representativa de esta época es la de una chica mostrando su brazo lleno de tatuajes con la leyenda “Propiedad de Alan”. Fue hasta la década de 1970  el mundo machista de la tinta se abrió a las mujeres con diseños más femeninos, tales como el sombreado sutil con imágenes florales.

tatuajes clásicos

::

A partir de ese momento la significación del tatuaje evolucionó y hoy puede ser un agradable detalle estético o una ayuda motivacional. Los tatuajes dejaron de ser para los chicos rebeldes o maleantes de la sociedad. Ahora hasta las estrellas de la cultura los portan con orgullo porque representan elegancia o un estilo minimalista. En el futuro hasta podrían convertirse un accesorio obligado para la juventud.

The post Diseños de tatuajes clásicos que te puedes hacer porque nunca pasarán de moda appeared first on Cultura Colectiva.


Fuente: Cultura Colectiva