Sean Mc Inerney de Donegal, Irlanda, le contó a The Graham Norton Show una anécdota inolvidable. Estaba en la boda de un amigo, al cual su mujer le había sido infiel.

En el momento de la cena, el novio anuncia a todos un divertido juego. Los invitados debían voltear sus platos y revisar quién de ellos tenía debajo un punto dibujado.

El resto es historia. ¿Qué cara habrá puesto la novia?

Visto en: Upsocl.com


Fuente: primmero