Se piensa que en este vasto mundo, perdida entre la multitud, se encuentra la persona justa para nuestro corazón. Aquélla que viste con su esplendor nuestra alma desnuda, herida por la falta de caricias y sonrisas… Eso dicen, pero en realidad nunca la he encontrado.

Llevo un cuarto de siglo viviendo con los ojos abiertos, volteando en cada esquina, buscando debajo de las piedras, en los rincones oscuros e iluminados. Incluso paso noches en vela recorriendo las calles solitarias mientras espero su llegada, porque al igual que yo, la otra persona tiene que sentir una misteriosa necesidad de salir a lo desconocido para encontrarse conmigo.

Si es mi alma gemela, el complemento perfecto para mí, se supone que tiene que sentir lo mismo que yo, debe tener mis mismos pensamientos. Entonces entendería que es mejor encontrarnos después de las seis, cuando el sol empieza a ocultarse y el día se vuelve más interesante, en lugar de a mediodía, cuando las calles están saturadas y todo es asfixiante.

Por largos años creí que no necesitaba hacer nada extraordinario porque el destino de eso se trata, ¿cierto? No importa lo que hagas, si una persona está destinada para ti, caerá del cielo. Entonces me dediqué a hacer mis cosas, sin preocuparme mucho sobre el amor, viviendo con la ferviente idea de que, algún día, ella llegaría.

Hasta la fecha ella aún no ha llegado y empiezo a creer que nunca lo hará. Aun así seguiré caminando por las noches, porque sin esperarlo, recorrer la geografía nocturna de las calles me ha hecho pensar en muchas cosas, entre ellas, algunas razones para dejar de buscar a mi alma gemela.

“Ball and Chain”

Janis Joplin

En esta canción Janis Joplin toma la pesada bola de acero que usaban los prisioneros en el siglo XVII como una metáfora de sus sentimientos. Para muchos el amor es libertad, pero para ella fue una pesada condena de la que era imposible liberarse. Si se ve desde ese punto, el amor es una de las peores cosas que pueden pasar en la vida.

“I’ll Kill Her”

Soko

Engañar y ser engañado. Se supone que el amor es sinceridad, tolerancia y respeto; se supone, pero suelen pasar tantas cosas negativas que se pierde la fe en aquel sentimiento y lo único que queda es una sed de venganza.

“Adiós”

Gustavo Cerati

Quiero pensar que las almas gemelas son para toda la vida, sin embargo, si el mismo Cerati compuso una gran canción para el adiós, entonces hay más rupturas en el mundo que cualquier otra cosa.

“La soledad”

Pink Martini

Pink Martini es una pequeña orquesta originaria de Oregon que gusta de rendir tributo a las mejores canciones del mundo haciendo una reinterpretación sonora de mucho estilo. Esta canción es el perfecto tango para una despedida.

“Fotografía”

Jumbo

Jumbo agarró todos los sentimientos de tristeza, angustia, confusión y desesperación que se crean cuando el lado romántico de la vida flaquea. El tema es un manojo de emociones y reflexiones que vuelven a demostrar que hay pocas cosas que perduran en el mundo.

“All the Rage Back Home”

Interpol

Esta canción expresa el momento justo en que terminas con esa persona. Aunque no quieres alejarte de ese ser que tanto amaste, es mejor hacerlo porque quizá regreses a lo que ya habían superado. La letra de este tema te enseña que el tiempo cura esas heridas.

”Fuck You”

 Lily Allen

La canción perfecta para cuando ya te tiene en el más alto grado de cansancio su forma de hablar, pensar, actuar, verse y un sinfín de piezas molestas en su ser. ¿Cómo es posible que le hayas aguantado por tanto tiempo?

“White Flag”

Dido

Esta canción se sitúa cuando la relación terminó desde hace bastante tiempo, pero por una compleja razón imposible de explicar, aún se sigue ahí, esperando, sin querer soltar el amor que probablemente no existe más.

Con estas canciones comprendo que el amor tiene un inicio y un final y que las almas gemelas, aquellas que duran un “por siempre”, no existen. Quizás es tiempo de irme a llorar.

*

Te puede interesar:

Canciones para cuando tu soledad te está matando y quieres confesar que aún lo amas

10 canciones para desenamorarte de alguien


Fuente: Cultura Colectiva