Un hombre de pequeñas dimensiones, con anteojos y un par de periódicos entra por la puerta. Toma un asiento, lejos de las ventanas y la concurrencia, para no ser distraído. Pide un café y se adentra en sus sombras, en sus ideas y sueños. No puede imaginarse su futuro, ni le interesa. Se encuentra concentrado en su presente y en la lucha oculta que está haciendo. Anota en una pequeña libreta, que saca de su bolsillo: La lucha de las clases sociales, es inevitable si se pretende un cambio de raíz. Guarda la libreta y regresa a sus pensamientos.

   sobre la revolución rusa

Ahora, un joven delgado y distraído entra al café. Absorto se deja caer en un asiento y ordena un café. Está harto de trabajar como albañil, y tener que dormir algunas veces en la calle. Había venido a esta ciudad a convertirse en pintor, pero se frustraron sus planes, cuando lo rechazaron en la academia. Piensa que una elite se está apoderando de lo mejor que la capital del imperio puede ofrecer. Esa minoría está despojando a otros de sus proyectos.

El hombre de los anteojos tiene que ir a la estación a recoger a uno de sus camaradas, cuyo seudónimo es Papadopulos. Nunca se cruzaría con el artista, pero compartirían el mismo lugar donde sus ideas posiblemente se desarrollarán.

revolucion rusa 2

Es Viena, principios de 1913, capital del decadente imperio austrohúngaro. Francisco José logró con sus reformas sociales el reconocimiento igualitario de los judíos. Y eso permitió que pudieran establecerse y estabilizarse económicamente, que progresaran sus negocios y muchos de ellos se volvieran ricos. Eso afectaría el ánimo de una mayoría pangermánica que vería a los judíos y a los extranjeros como una plaga.

En esta metrópoli progresista se reunirán de forma circunstancial, personajes que serán clave en el siglo XX y que cambiarán las estructuras y el dinamismo social de sus países, afectando al mundo de forma indirecta o directa. Sus ideas y acciones causarán una crisis mundial.

sobre la revolución rusa

El hombre de los anteojos se llama León Trotsky. Cuatro años después, será uno de los puntos claves en la Revolución Rusa. Creando el ejercito rojo bolchevique que logrará instalarse en el poder, en forma de consejos del pueblo (soviets). Sin embargo, se convertirá en una amenaza para otros dirigentes, siendo perseguido hasta el final de sus días. Papadopulos”, su camarada, será su mayor verdugo de nombre Josef Stalin. Cuando se constituya la URSS, hará lo que esté en sus manos para lograr sus propósitos y ser el único que gobierne. Se irá deshaciendo de quienes considera sus enemigos. El artistacuyo nombre es Adolph Hitler (también será uno de ellos), unos años más tarde podrá con su voluntad consolidar su hegemonía en Alemania. Y esas ideas que tenía desde joven, en ese Viena a punto de colapsar en una gran guerra, serán el germen de su filosofía y las pondrá en práctica, sin importar el precio o las consecuencias.

Y los tres, un día, acabarán muertos pero dejando historia. 

revolucion rusa 1

**

La Revolución Rusa fue uno de los acontecimientos que marcaron la historia del mundo, conoce a Gorki, el escritor que narró los hechos en Europa. También te interesarán estos 10 poemas para lograr una revolución.

The post Café Central, una ficción desde la URSS appeared first on Cultura Colectiva.


Fuente: Cultura Colectiva