Todos sabemos que el consumo de grasas es muy beneficioso para nuestra salud, en especial para nuestro sistema cardiovascular. No todas las grasas son iguales, el tipo de grasa importa tanto como la cantidad. Por cultura, y por sus extraordinarias propiedades siempre nos decantamos por el aceite de oliva como principal fuente de grasa de nuestra dieta pero… ¿os habéis planteado utilizar otros tipos de aceites igualmente saludables?

Siempre os escribimos sobre los aceites más consumidos o que generan más controversia como el aceite de oliva, de girasol o el aceite de palma, este último escondido en muchos productos procesados. Hoy os queremos hablar sobre un aceite conocido en la india desde hace más de 4.000 años y que actualmente en España genera casos de dudas entre todos los consumidores, el aceite de colza.

Vector set of pictures of different types of oil for cooking. Colorful illustration in flat style. Group bottles of oil for frying

Aceite de colza o cánola

El aceite de colza se extrae de la semilla de colza, una planta cultivada de la familia de las brasicáceas. Es de textura viscosa y color pardo-oscuro antes de ser refinado. En Europa, que actualmente es el principal productor, se introdujo su cultivo a gran escala a partir de la segunda guerra mundial, lo mismo que en Canadá, otro productor importante.

El aceite de colza se utiliza en infinidad de productos preparados desde hace varias décadas: de hecho es el tercer aceite vegetal más consumido en el mundo. Como siempre os decimos debéis estar muy atentos a los ingredientes de los productos que compráis ya que muchos fabricantes se resisten a llamar al aceite de colza por su nombre, usando en su lugar “aceite de nabina”, “aceite de nabiza” e incluso, “aceite de cánola”, un tipo de aceite de colza mejorado desde su origen.

Fotolia_7767948_Subscription_Monthly_XL

Aunque tienen un aspecto similar, las plantas de cánola y de colza son muy diferentes. Científicos canadienses usaron el método tradicional de mejora (evolución) de plantas para eliminar los componentes no deseados de la planta de la colza y crearon la cánola, con una baja concentración de ácido erúcico y glucosinolatos (elementos poco deseables desde el punto de vista de la salud a la hora de su consumo).

Composición nutricional del aceite de colza

El aceite de colza es un aceite muy insaturado. En este sentido, el aceite de colza es una de las grasas vegetales con menor contenido en ácidos grasos saturados (aproximadamente un 7% del total de la grasa) y con elevados contenidos en ácidos grasos poliinsaturados (28%), y por lo tanto muy sensible a la oxidación. Posee una alta proporción de ácido oleico; sí, el característico del aceite de oliva, que sin llegar a los niveles de este último, los de cánola no son nada desdeñables.
En el contenido vitamínico, cabe destacar la presencia de vitamina E y como en el resto de los aceites vegetales, el aceite de colza no contiene minerales.

frisches Rapsöl in einer Flasche / fresh rapeseed oil in a bottle

Te recomendamos que si empiezas a consumir este tipo de aceite lo hagas en crudo y no cocinado, ya que por su especial alto contenido en ácidos grasos insaturados y bajo por tanto entre los saturados, tiene todos los números para la formación de aldehídos y peróxidos en su calentamiento.

Si es tan saludable… ¿Porque no se consume en España?

A pesar de ser un aceite muy saludable y apto para el consumo humano, es muy difícil encontrarlo en los lineales de los supermercados en España. Incluso mucha gente siente rechazo a este aceite por una controvertida intoxicación en 1981 que afectó a unas 20.000 personas y causó unas 3.800 muertes. La causa de esta intoxicación no fue ninguno de los componentes del aceite de colza como tal, sino una serie de contaminantes que aparecieron en él como consecuencia de su tratamiento y manipulación como una grasa industrial, no alimentaria, que se desvió fraudulentamente para consumo humano. 

Warning Red Triangular SignSabemos que en nuestra alimentación todos los grupos alimentarios son importantes, y hablando de macronutrientes las grasas también lo son. Por este motivo siempre debemos priorizar el consumo de grasas saludables frente a otras de baja calidad nutricional, de este modo el aceite de colza podría ser una buena opción para aliñar nuestras ensaladas durante todo el año.

Como habéis visto desde el punto de vista de la salud, el consumo del aceite de colza no solo no tiene por qué reportar mayores perjuicios sino que además tiene interesantes propiedades nutricionales 😉

forma-yago

La entrada Aceite de colza, ¿Por qué no lo incluimos en nuestra dieta? aparece primero en .


Fuente: Nutritienda