A veces, al analizar la propia historia de la persona, desde su infancia, no encontraremos casi nada. En ese caso, el Proyecto/Sentido y el Transgeneracional se transforman en una verdadera mina de la cual unas cuantas piedras preciosas pueden ser extraídas.

Mensajes del Transgeneracional

La consulta de Psicosomática Clínica me encanta por varias razones, sobre todo por el hecho de conocer un alma, en donde todos los sentidos de la palabra, y al mismo tiempo una historia  de vida única y especial. A veces, al analizar la propia historia de la persona, desde su infancia, no encontraremos casi nada. En ese caso, el Proyecto/Sentido y el Transgeneracional se transforman en una verdadera mina de la cual unas cuantas piedras preciosas pueden ser extraídas. Solo es necesario saberlo y escuchar atentamente. He aquí dos historias colgadas de las ramas del árbol genealógico de la señora Lágrimas y la señora Incendio.

Señora Lágrimas

Estoy llena de agua. Todas las estéticas y todos los médicos que he visto me lo han dicho. Tengo por todas partes y es al parecer la razón principal de mi sobrepeso. Yo, puedo aceptarlo, pero los tratamientos diuréticos no han dado ningún resultado, incluso lis litros de infusiones de la misma calaña que bebo regularmente no me han hecho nada. Un tratamiento naturopático dio algunos resultados, pero nada más.

Después de haberlo intentado todo, me instale confortablemente en mi sillón y le pedí que me hablara de su abuela materna, con quien estaba transgeneracionalmente relacionada. ¿Cuál es su mayor drama? Sí, ¡siempre reparamos dramas!

Tuvo un solo drama en su vida: se quedó viuda a los veintiocho años, tenía cuatro hijos pequeños entre los cuales estaba mi madre, que apenas tenía dos años en ese momento. Siempre decía que no había tiempo para llorar debido al trabajo en la granja y a los hijos que tenía que educar a pesar de todo.

Al escuchar ella no tuvo tiempo para llorar, una de mis neuronas me advirtió: toda esta agua, ¿no será acaso todas esas famosas lágrimas aún encerradas? Le hice esta observación. Visiblemente, la afectó bastante, aunque no entendía nada, ya que esto pertenecía al registro de las emociones y no al de la reflexión. Una emoción no se controla, se vive, en este caso en directo. Durante la consulta siguiente, saboree sus palabras.

No sé qué habrá realmente sucedido cuando me hablo de las lágrimas de mi abuela que tenía guardadas en mí. En todo caso, cuando volví a mi casa, orine más de cinco litros en una hora. Por así decirlo no me aleje del WC.

Señora Incendio

El cuerpo de señora Incendio posee una forma especial: es redondo, tan ancho como alto, como una gota de agua. ¿Por qué esta introducción? Su historia transgeneracional deja ver un drama de tipo incendio que arrasó con toda la granja familiar del lado paterno, dejando de un golpe a todo el clan en la necesidad. Poniendo un poco de imaginación, esta mujer puede representar una especie de reserva de agua en caso de incendio, ¡como una cisterna!

La inversión psicológica

La inversión psicológica es una nueva entidad en este campo de las ciencias humanas en general y de la psicosomática en particular. Es objeto de una obra específica editada en esta misma enciclopedia. Sin embargo, he aquí sus grandes líneas. Instalado en el fondo de nosotros mismos, nos hace razonar específicamente de una manera inversa a la mayor parte de la gente.

Normalmente, una caricia es fuente de complicidad, de contacto y de felicidad. Para todos salvo…para los invertidos. En los casos extremos, pueden incluso describir señales de asco o de repulsión frente a tanto contacto. Así mismo, un marido cariñoso prepara la comida para que su mujer bien amada pueda apreciar sus delicadas intenciones. Todo transcurre de buena manera, salvo para una invertida: podrá llegar a criticar la comida y esto podría incluso ser causa de disputa. En resumen:

Ser invertido = pensar al revés de los otros

La inversión psicológica puede revestir varias formas diferentes e intervenir en muchos ámbitos de nuestro funcionamiento. He aquí dos historias típicas.

Extracto del libro: Sobrepeso & Obesidad Salomon Sellam


Fuente: memoria emocional