Gracias por esta aventura juntos,
ahora ve por la tuya.

Evitar el adiós es tan improbable como conocer el mañana, aferrarse al error es tan ilógico como forzarte a amar a alguien que ya no quieres, disfrazar lo que nos aleja de alguien cada vez más es tan imposible como renunciar a ti mismo.

Decir adiós jamás será fácil, pero la mayoría de las veces es necesario. Terminar la aventura que comenzaron juntos es a veces lo único que queda por hacer; caminar en dirección contraria, cerrar una puerta con llave, tomar un tren o preparar las maletas puede ser lo más doloroso que tenga que soportar tu corazón, pero también lo único que te puede salvar. Sin importar cuánto desees permanecer al lado de alguien, el destino se encargará de separarlos si así tiene que ser.

Alvy Singer (Woody Allen) lo explicó de una manera bastante sencilla en una de sus películas cuando contó aquel viejo chiste donde un tipo le cuenta al psiquiatra:
“Doctor, mi hermano está loco, él cree que es una gallina”.
Y el doctor responde: “¿Y por qué no lo interna en un manicomio?”.
El tipo piensa y le contesta: “Lo haría, pero necesito los huevos”.

El amor es así… Todo lo que llegamos a sentir por alguien se convierte en una maravillosa e ilógica esperanza de algún día encontrar los huevos aunque no haya gallina. La ilusión es la que nos detiene cada vez que intentamos despedirnos y el miedo al mañana sin él o ella es lo que nos convence de que tal vez no sea necesario un adiós. Fantasear con haber encontrado la pieza perdida de nuestro rompecabezas no es más que la necesidad de sentirnos incompletos para justificar que alguien haya llegado a querer cambiarnos, mas no a amarnos.

culse-novimebre-finales

 –

10. El dolor de decir adiós a veces es más real que la idea de haber encontrado el amor.

“Annie Hall” (1978) – Woody Allen 

*La película que muestra que el amor es un rompecabezas que queremos armar una y otra vez

9. Destrozarte con cada paso que das lejos de esa persona también te devuelve los pedazos que olvidaste de ti por estar con ella.

“Candy” (2006) – Neil Armfield 

8. Aferrarte a permanecer junto a alguien no repara el daño, sólo posterga el impacto del adiós.

“Before Sunrise” (1995) – Richard Linklater

7. Dejar ir a quien amas es el mayor acto de amor que puedes demostrar, pues aún sabiendo que al dar media vuelta te partirás en dos, te vas para no hacer más daño.

“Lost in Translation” (2003) – Sofia Coppola

6. Despedirse no siempre significa olvidar, a veces se trata de recordar sólo los momentos que permanecerán perfectos por siempre, como un sueño.

“Sweet November” (2001) – Pat O’Connor

5. Aún en la negación, los finales llegan sin remedio alguno, incluso rogándole al amor uno sabe cuando un “hasta nunca” es más que necesario.

“6 Years” (2015) – Hannah Fidell

“Sin zapatos. Sin portazos.
Doblamos la ropa y nos fuimos
por caminos separados…

Debería haber estrellas para grandes guerras como las nuestras.

Debería haber premios
y mucho champagne para los sobrevivientes”.
Sandra Cisneros 

4. En medio de una locura como la que nace de enamorarte de alguien, el significado de la vida misma se vuelve confuso y es ahí cuando el adiós nos devuelve un tanto de cordura.

“Love Me If You Dare” (2003) – Yann Samuell

3. La esperanza de creerte unido a alguien más de por vida es tan hiriente como la verdad de saber que nadie volverá.

“Cinema Paradiso” (1988) – Giuseppe Tornatore

*La farsa del cine hollywoodense y su apoyo al feminismo

2. Algunas despedidas deben ser fugaces; sin mirarse a los ojos, sin tocarse los dedos, sin rozarse los labios y sin intentar nada más que apagar la ilusión de un segundo encuentro.

“Blue Valentine” (2010) – Derek Cianfrance

1. Perder a alguien no es un fracaso, es la prueba de haberlo intentado, es el recuerdo de haberse entregado, mismo que nos acoge cuando la ausencia duele y la soledad nos enloquece.

“Up”

Las escenas de todas las películas que nos hicieron llorar hasta desahogarnos son parte de la idea de enamorarnos, pues no siempre hay un “felices por siempre”; de hecho, el cine se ha encargado de rompernos el corazón cada vez que vemos historias perfectas las cuales comparamos con nuestras relaciones. Es por eso que todas estas cintas se llevan un doble reconocimiento, pues además de encantarnos, nos dejaron ver otra cara del amor.


Para continuar leyendo sobre historias en las que un adiós fue más difícil que cualquier otra cosa, conoce las películas que nos muestran que la vida es mejor sin sentimientos y lee 35 frases del cine que resumen el fracaso del amor.

The post 10 escenas para recordar que decir adiós nunca es fácil appeared first on Cultura Colectiva.


Fuente: Cultura Colectiva